Suscríbete a nuestro Canal YouTube

Antes de abonar asegúrate de que la configuración de tu abonadora es la correcta. Encuentra la configuración de tu máquina aquí >

Presta atención a la climatología

Los vientos fuertes pueden alterar tu patrón de abonado, especialmente si estás abonando con producto especialmente ligero. Nuestro consejo es simple: si con ese viento no podrías aplicar los fitosanitarios, no abones. Vigila también los niveles de humedad; en un día húmedo, algunos fertilizantes absorben más humedad que otros. Las condiciones de humedad también afectarán a los productos que contienen azufre, hará que se acumulen sobre las palas más rápido que en condiciones de clima seco.

Velocidad constante de la abonadora

La velocidad juega un papel importante en el modo de aplicación, se debe usar la marcha correcta. Tanto las abonadoras accionadas a través de la toma de fuerza del tractor como por una rueda motriz, condúcelas siempre a la velocidad de avance recomendada. Las variaciones producirán una distribución variable y un resultado desigual.

Fertiliser application

El ancho del aplicación correcto

Es muy importante configurar el ancho de trabajo correcto para lograr el patrón de superposición adecuado. El manual del fabricante proporcionará esta información por tipo de fertilizante.

Presta atención a las elevaciones del terreno

Es habitual dejar suficiente espacio para dos pasadas alrededor del campo. Con las máquinas de distribución lateral es esencial que el 'encendido' y el 'apagado' del fertilizante estén alineados para evitar el exceso o la falta de abono. Utiliza los dispositivos de control de bordes suministrado con la máquina. Ten en cuenta las restricciones de aplicación en los márgenes del campo y configura el dispositivo de cabecera como corresponda. Presta especial atención cuando exista un curso de agua cercano a los límites del campo.

Abonar en el momento adecuado

Los fertilizantes se utilizan con mayor eficacia cuando los cultivos más los demandan. Los datos obtenidos en diversos ensayos han demostrado que los cultivos se benefician más con una aplicación primaveral de N, P&K y S, ya que es cuando la demanda de estos nutrientes principales es mayor, lo que hace que los cultivos tengan un gran arranque.

Antes de abonar asegúrate de que la configuración de tu abonadora es la correcta. Encuentra la configuración de tu máquina aquí >