Tu abonadora está configurada y todo listo para abonar. Lee nuestros consejos de aplicación de fertilizantes aquí>

Calibración de la abonadora

Hacer ajustes en tu abonadora ni requiere herramientas especiales ni un entrenamiento específico. La calibración es una forma fácil y rápida de incrementar la calidad de tu cosecha.

Configura adecuadamente la abonadora

¿Quieres estar seguro de que tus fertilizantes van exactamente a donde se necesitan? Así es como se hace:

Primero, ten en cuenta que la configuración correcta de la abonadora debe tener en cuenta las propiedades físicas del fertilizante: el tamaño de las partículas o gránulos, la densidad y el caudal influyen en la calibración de la abonadora.

Los diferentes tipos de fertilizantes, o incluso el mismo fertilizante proveniente de diferentes plantas de producción, pueden requerir diferentes configuraciones. Revisa siempre la información del envase del fertilizante y recuerda cambiar la configuración cada vez que cambies a otro tipo de fertilizante.

Encontrarás las configuraciones correctas en las tablas del fabricante de la abonadora. Estas se basan en pruebas realizadas en condiciones idóneas en suelos dedicados a tal fin y brindan información sobre cómo configurar la abonadora para una distribución uniforme y óptima a la tasa de aplicación deseada (kg / ha) y a un ancho de trabajo específico.

Coloca la abonadora a la altura correcta sobre el soporte cuando estés en el campo. Esta medida también se encuentra en las tablas del fabricante de la abonadora (enlaces más abajo en esta página).

Calibración de la abonadora

A continuación, ajusta el ángulo en el que el fertilizante golpea el disco, ya que esto determina la distancia a la que se lanzará el fertilizante.

El último ajuste que debes hacer antes de verificar si la abonadora funciona correctamente, es el controlador de la tasa de flujo, ya que esto afecta la cantidad de fertilizante que se aplica por superficie. De nuevo, consulta las instrucciones proporcionadas por el fabricante de la abonadora y estarás listo para comenzar.

Para asegurarse de que se ha alcanzado el mejor resultado posible, puedes realizar una prueba de bandeja utilizando esa combinación de configuraciones entre abonadora y fertilizante.

La sencilla prueba de la bandeja te ayudará a ajustar la configuración, para que puedas estar seguro de que el fertilizante se distribuye uniformemente en toda la superficie de trabajo. Se debe realizar una prueba distinta para los diferentes fertilizantes. Puedes hacerlo tú mismo o contratar un experto en calibración de abonadoras.

Tu abonadora está configurada y todo listo para abonar. Lee nuestros consejos de aplicación de fertilizantes aquí>

Ajuste de abonadoras

Para asegurarse de que puedes encontrar la configuración adecuada de tu abonadora, Yara suministra regularmente sus fertilizantes a los distintos fabricantes de máquinas. De esta manera, pueden actualizar la configuración de los ajustes y están disponibles en sus sitios web.

Utiliza los enlaces que te ofrecemos a continuación para seleccionar el fabricante de tu abonadora, visita y consulta en su la página la configuración y calibración que te interesa.