¿Cómo puedes contribuir a alimentar a una población creciente y cuidar el planeta?

Es posible conseguir ambas cosas. Nuestras soluciones basadas en nitratos emiten menos emisiones de amoniaco y otros gases de efecto invernadero  que otras alternativas. Los beneficios de cambiar a una solución a base de nitratos son sencillos para ti y para nuestro planeta: un aire más limpio, suelo más sano y agua más limpia.

Emisiones más bajas, aire más limpio

Los fertilizantes contribuyen a las emisiones totales de la agricultura: gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global y el amoníaco que genera contaminación atmosférica.

Aunque las emisiones de amoníaco de los fertilizantes constituyen una proporción relativamente pequeña de las emisiones totales de amoníaco procedentes de la agricultura, son más fáciles de controlar. ¿Por qué es importante controlar las emisiones de amoníaco? El amoniaco tiene un impacto negativo en la calidad del aire y la salud humana. El tratamiento de los problemas respiratorios relacionados con la salud humana vinculados a las emisiones de amoníaco tiene una consecuencia monetaria, con un coste estimado de más de 6.000 millones de euros al año en Europa.

En Yara estamos comprometidos con la reducción de la huella de carbono de la agricultura mediante el desarrollo continuo de soluciones destinadas a mitigar los gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire con la disminución de las emisiones de amoníaco.

En los últimos 6 años hemos reducido las emisiones de N2O (un fuerte gas de efecto invernadero) en nuestra producción de fertilizantes a base de nitratos en Noruega en un 85%. Nuestra ambición es ser inocuos en carbono para el año 2050.

Para producir una tonelada de cultivo se podrían emitir un 18% menos de gases de efecto invernadero si se  usan nuestras soluciones a base de nitratos en vez de utilizar urea.

Fertilizantes a base de nitratos en comparación con la urea

Suelo más sano y agua más limpia

Como el suministro de nitrógeno puede variar de un terreno a otro, el suministro de fertilizante en cantidad exacta es esencial para proporcionar a tu cultivo la nutrición precisa que necesita. Los cultivos sufrirán si se aplica poco, y si se aplica demasiado el exceso de nitratos permanecerá en el suelo, lo que puede provocar una mayor lixiviación al agua subterránea. Nuestras soluciones basadas en nitratos combinan nuestros amplios conocimientos agronómicos con herramientas y productos que reducen activamente el riesgo de sobrecarga de nitrógeno y lixiviación, a la vez que mantienen un rendimiento óptimo.

Un beneficio adicional de los fertilizantes a base de nitratos es que tienen un efecto acidificante más bajo, manteniendo un pH más saludable para la microflora del suelo.

Elegir soluciones basadas en nitratos para tus cultivos es una manera sencilla de influir positivamente en la salud humana al mejorar la calidad del aire y frenar el calentamiento global, reduciendo la huella de carbono por tonelada de alimentos producidos. Juntos, los agricultores y Yara podemos lograr nuestro objetivo común de producir más por unidad de superficie y reducir las emisiones.

¿Quieres hacerlo mejor?

Nuestros agrónomos están disponibles para ayudarte a alcanzar el máximo potencial de tu cultivo

Inicia el camino hacia una mayor eficiencia >

Soluciones a base de nitratos de Yara