Resumen nutricional

Es esencial implementar una nutrición equilibrada que incluya macro y micronutrientes para poder obtener los mejores resultados en el cultivo. Cada nutriente juega un papel específico en la producción de aguacate.

Nutrientes extraídos por tonelada producida:

Nitrógeno

El Nitrógeno es un componente clave de enzimas, vitaminas, clorofila y otros constituyentes de las células, todos ellos esenciales para crecimiento y desarrollo. Por lo tanto, el Nitrógeno es uno de los nutrientes más importantes para poder obtener una alta producción de aguacates.

Una respuesta óptima al N varía de acuerdo con la edad del árbol. Es necesario tener un programa anual de fertilización nitrogenada para asegurar productividad a largo plazo y reposición del Nitrógeno que se remueve con la cosecha de los frutos. La cantidad de N se divide normalmente en varias aplicaciones durante la temporada de crecimiento de los aguacates y durante los periodos de crecimiento activo de raíces, flores, y frutos.

Deficiencia de Nitrógeno

La deficiencia de Nitrógeno no es muy frecuente ya que el N se aplica en cantidades adecuadas en las mayoría de las plantaciones. Las carencias aparecen cuando el contenido de N en las hojas cae por debajo de 2% de la materia seca. Toda la hoja (incluyendo la superficie intervenal) toma un color verde-pálido a amarillo y luego caerá del árbol. En casos de deficiencia severa, el crecimiento es desigual y atrofiado.

Fósforo

El Fósforo en las plantas permanece como ion fosfato ya sea en forma libre o como compuesto orgánico, principalmente como éster fosfórico con grupos hidroxilo, o formando enlaces anhídridos ricos en energía (ATP y ADP). Estas características lo hacen indispensable para los procesos de respiración y en todo el metabolismo energético. La formación de ARN y ADN dependen del Fósforo. Participa en la fotosíntesis, glicólisis, síntesis de proteínas y ácidos grasos.

Deficiencia de Fósforo

Las hojas carentes de P presentan una coloración bronceada y son más pequeñas de lo normal. Las hojas más viejas presentan necrosis en los márgenes y las puntas. Las ramas se vuelven débiles, la floración se reduce y el fruto tiene un aspecto esponjoso y blando antes de madurar. La deficiencia de Fósforo es raramente observada en árboles maduros, sin embargo cuando se presenta puede causar daños en la floración, algo que perjudica la producción y da frutos más pequeños con la consiguiente merma de rendimiento.

Potasio

El Potasio es un elemento fundamental en el cultivo de aguacate, la planta absorbe grandes cantidades de este elemento. Es un osmorregulador al ser requerido para la formación, apertura y cierre de células guarda de los estomas, lo que permite un uso eficiente del agua. El Potasio es el activador de más de 50 sistemas enzimáticos para la síntesis de proteínas y el metabolismo de carbohidratos.

Deficiencia de Potasio

La deficiencia de Potasio provoca un mal funcionamiento de los estomas, lo que trae consigo una reducción en la tasa fotosintética y una baja eficiencia en el uso del agua. Los síntomas de deficiencia comienzan en las hojas viejas y se caracterizan por una clorosis irregular e intervenal, que después torna a un amarillo brillante y posteriormente a un bronceado. 

Calcio

El Calcio es uno de los elementos indispensables para mantener la integridad y estabilidad de la pared y membrana celular (Poovaiah, 1988). Por otra parte, se ha encontrado que la deficiencia de este elemento causa algunos desórdenes poscosecha en aguacate (Swarts, 1984). Sin embargo, el Calcio es uno de los nutrimentos de baja movilidad en los tejidos vegetales, se hace necesario desarrollar métodos para incrementar su penetración en las hojas y su posterior transporte hacia el fruto, sin que las aspersiones foliares causen daños al follaje (Ginsberg, 1985). 

Deficiencia de Calcio

Los árboles deficientes en Calcio se quedan atrofiados por falta de desarrollo radicular, con un follaje verde oscuro. Las principales consecuencias de la deficiencia de Calcio son sistemas radiculares que se vuelven más susceptibles a enfermedades y frutos más propensos al rajado y al colapso del albedo.