Mantener la sanidad del trigo

image grid wheat healthNutrientes vegetales se asocian principalmente con un aumento de rendimiento y calidad por asegurar que no haya deficiencias de minerales que puedan restringir el crecimiento y desarrollo. 

No obstante, nutrientes vegetales pueden también ayudar la planta en protegerse contra enfermedades. Un programa de nutrición balanceado asegurará que la estructura celular de las plantas sea robusto y resistente, a la vez que se evita concentraciones dañinos de nutrientes que también pueden ser detrimentales para la salud vegetal. Existen muchos ejemplos de nutrientes que se nombran por su papel en la salud vegetal como nitrógeno, potasio, manganeso, zinc, cobre y molibdeno.

Nitrógeno

Carencias de nitrógeno predispone la planta a una variedad de infecciones. Falta en el suministro de potasio da plantas pobres y atrofiadas, sobre todo en tiempos de sequía. Estrés fisiológico es más perjudicial si el potasio es un factor limitante – daños por heladas se vuelven más severos, áreas encharcados tardarán más en recuperarse y las plantas marchitarán temprano y se quedarán flácidas por más tiempo durante sequías. 

Cultivos se vuelven más propensos a enfermedades y plagas, sobre todo donde la disponibilidad de nitrógeno y potasio está desequilibrada. El resultado son plantas débiles y crecimiento más aguado que contiene concentraciones más altas de compuestos solubles de nitrógeno y carbohidratos sencillos, una fuente alimenticia disponible de enfermedades tales como el mildiú.

Otro resultado de deficiencia de potasio son paredes celulares más delgados con menos resistencia mecánica contra las plagas. Revisando más de mil ensayos ha mostrado que con bajos niveles de potasio y suministro de nitrógeno fuera de equilibrio, una aplicación de potasio reducirá infecciones bacteriológicas y enfermedades en más de 70 por 100 de los casos. También se ha comprobado que deficiencias de potasio podrán aumentar infecciones de roya de trigo.

Zinc y cobre 

Se ha mostrado que el zinc reduce el nivel de infecciones de rizoctonia (Rhizoctonia cerealis), y deficiencias de cobre da polen estéril, dando apertura para infecciones de cornezuelo (Claviceps purpurea).

Manganeso 

Varios ensayos asocian el manganeso con control de enfermedades. Tiene un efecto inhibidor directo en crecimiento de hongos, particularmente el mildiú polvoroso. El manganeso influye también en la producción de lignina y suberina, dando células más resistentes a las infecciones. Hay buena evidencia que apoyan el efecto de manganeso en reducir las incidencias de “mal de pie” en trigo (Gaeumannomyces graminis var. tritici).