Calidad en frutales de hueso

Existe una serie de variables que definen los parámetros de calidad en frutales de hueso. Los estándares difieren dependiendo del tipo, su procedencia y el mercado a cual esté destinado el fruto.

La apariencia externa de los frutos de hueso.

Las prácticas de fertilización tienen una fuerte influencia en la calidad externa de los frutos, tales como la coloración y la frecuencia de agrietamientos

El grado y el nivel de estos factores externos pueden marcar diferencia en precio y comerciabilidad. 

Tamaño y grado de clasificación aceptables varían de acuerdo con el mercado. En la mayoría de los países existen estándares del mínimo. Trastornos como rajados y frutos agrietados son indeseables.

El sabor de frutos de hueso y su calidad interna

La firmeza del fruto es particularmente importante para la mordida. Una firmeza óptima contribuye también  a una mejor resistencia contra trastornos fisiológicos (descomposición de la carne del fruto, machas en la piel) y podredumbre durante el almacenaje. 

Sabor y aroma están relacionados con el nivel de Sólidos Solubles Totales (SST), acidez y contenido de jugo en el fruto. La relación SST/ácidos nos da una indicación del sabor del fruto, sea dulce o amargo.  

Los consumidores perciben el contenido de vitamina C (ácido ascórbico) como benéfico para una nutrición sana.

Nutrición vegetal y calidad en frutales de hueso

Calcio tiene una función importante en mejorar la calidad del fruto dando frutos firmes con un mínimo de colapso interno o podredumbre y piel más resistente. Calcio también incrementa el contenido de azúcares y el total de solidos solubles (TSS), sabor, aroma y contenido de jugos.

Potasio tiene una función en mejorar la calidad del fruto impulsando contenido de TSS y en mejorar coloración del fruto. No obstante, es importante equilibrar el suministro de potasio como una sobredosis puede dar problemas de calidad por antagonismo en absorción entre K, Ca y Mg.

Un aumento en el suministro de nitrógeno puede incrementar acidéz del fruto ,y mejorar su contenido de vitamina C. Pero, demasiado N retrasa la maduración, ablanda la carne y da piel más delgada. También puede reducir el color del frutocontenido de SST. Esto se debe a mejor rendimiento y mayor tamaño de los frutos, así diluyendo el nivel de SST.

Fósforo incrementa el color del fruto por impulsar el contenido de antocianina. También ayuda en disminuir una serie de trastornos durante el almacenaje. 

Hierro es importante para impulsar el crecimiento y como resultado mantener el llenado de los frutos y el contenido de azúcares. 

Boro y Cobre pueden mejorar la resistencia de la piel y reducir agrietamientos.

Conozca los consejos de Yara para sus Frutales de hueso

Prevenir frutos cuarteados o rajados en frutales de hueso

Prevenir agrietamientos y rajados de los frutos de hueso.

Agrietamientos o rajados de los frutos son generalmente resultados de lluvias poco antes de la cosecha y constituyen un problema serio en todos los frutos de hueso, sobre todo en cerezas y ciruelas y dejan el fruto no comerciable.